Menu

Sabater & Arabia

Juan Arabia (poeta)

Dried Up, Tied and Dead to the World / Marilyn Manson 

«Gracias al disco Antichrist Superstar (1996) comencé a leer poesía (tal y cómo la concibo actualmente), a traducir otra lengua y conocer a poetas como Lautréamont. Nada de eso en realidad existía, y yo tenía 13 o 14 años…
Todo eso fue superficialmente solapado (pero a la vez auto-espectacularizado en materia de circulación) en el momento mismo de emisión…
Pero Marilyn Manson escribió los mejores versos que leí por primera vez: “You cut off all of your fingers / Trade them in for dollar bills”, “Each time i make my mother cry an / angel dies and falls from heaven”, “You threw your money in the pissing well / You do just what they tell you”.
“Dried Up, Tied and Dead to the World”, tercer track del album, fue compuesto por Manson / Ramirez y producido por Reznor (Nothing Records / sello con relativa autonomía de Universal). Algo parecido al aullido de un lobo se esconde detrás de esta canción».

Juan Arabia (Buenos Aires, Argentina, 1983) es poeta, traductor y crítico literario. Egresado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, con una tesis sobre John Fante y la cultura obrera italoamericana, es el director de la revista y editorial Buenos Aires Poetry, en el que participaron escritores como John Ashbery, Dan Fante, Robert Darnton, Mark Ford, entre otros. Colabora, además, en diversas publicaciones, como en la revista de la Universidad de La Rioja, Departamento de Filologías Modernas (España), y en la revista de Estudios Culturales La Torre del Virrey (Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Valencia). Libros publicados: “John Fante. Entre la niebla y el polvo” (2011), “PosData a la Generación Beat” (2014), “El Enemigo de los Thirties” (2015).

 

Natalia Sabater  (músico)

Ya me voy / Emma Barrandeguy (1914-2006, poeta gualeya)

Ya me voy de tu cuarto
y de tus hombros.
Allí esa intimidad de tu ropero
y los libros.
¿Qué haríamos sin ellos para el viaje?
La caricia empezada
y los ojos curiosos
te los dejo, hoy y siempre.
Se me encienden las manos.
Y me olvido. Despiértame.
Ya me voy de tu cuarto:
Verás cómo, despacio,
se irán domesticando
mis violencias.
Y absurdo me ha de ser este deseo
y este crearse un sueño.
Y al fin, un día, me será más fácil:
las manos quietas y los ojos ciegos.

«Elijo este poema porque aborda un tema que me desvela, que me angustia, que me interpela: la despedida. ¿Cuántas despedidas atravesamos a lo largo de la vida? ¿Infinitas (la de este segundo que ya no es), múltiples (la de la infancia, la del amor) o, quizás, solo una (la única, la del fin del ser)? El fenómeno de la despedida es pluriforme, casi inabarcable, constitutivo de nuestro existir humano. En cada una, en cada cambio que supone dejar atrás algo, hay una parte de nosotros que muere, que se reinventa; hay un pasado que se inaugura como tal en ese momento. Y en ese pasado, en ese pasar y devenir otra cosa hay algo que inevitablemente nos acerca a la muerte, a la conciencia de la finitud, de lo efímero. Cuando leemos el poema es difícil saber (como en la vida) cuál es el objeto de la despedida. ¿Es el fin de un amor? ¿Es la muerte, que nos lleva de todo lo que existe? Lo que sabemos es que algo se pierde, algo se deja atrás y se convierte en recuerdo. Y a esas preguntas sin respuesta se suma la lucha, la resistencia por quedarse. Las manos que se encienden, y uno se olvida, no comprende por qué debe despedirse. ¿Cómo es posible asimilar el adiós, el límite, el final? El texto nos desvela la pregunta por lo que dejamos, por lo que queda de nosotros cuando la despedida se produce. Y por lo que nos espera. Ese viaje hacia el futuro que cualquier despedida supone».

Natalia Sabater es pianista y acordeonista. Nació en 1989, en Buenos Aires, en el barrio de Saavedra. Actualmente, integra la banda Morada de Pájaros, con la que grabó un LP titulado “El principio del círculo”, y también desarrolla un proyecto solista, con canciones y composiciones propias. Además, compuso música para teatro y se desempeñó como intérprete en vivo en numerosos espectáculos y performances teatrales. Por otro lado, en el marco de la carrera de Filosofía (FFyL, UBA), se abocó al estudio de la filosofía Moderna, especialmente del pensamiento de Baruch Spinoza, a partir del que aborda problemáticas vinculadas a la naturaleza humana y su destino, a los afectos y pasiones que determinan la existencia de los individuos. Trabajó y continúa profundizando en la relación que es posible establecer entre la filosofía y la música.